ar-"Las personas que ayudan a refugiados y migrantes se exponen a ir a la cárcel porque las autoridades hacen uso indebido de leyes contra el tráfico ilícito de personas"

28/03/2020

De acuerdo con la Organización Amnistía Internacional, "En toda Europa se está procesando y hostigando a gente por actos de solidaridad con personas refugiadas, solicitantes de asilo y migrantes, como proporcionar ropa de abrigo, ofrecer cobijo y salvar vidas en el mar, ha manifestado Amnistía Internacional hoy.

En un nuevo informe titulado Punishing compassion: solidarity on trial in Fortress Europe (Castigo a la compasión. La solidaridad a juicio en la Fortaleza Europa), la organización documenta cómo la policía y las fiscalías hacen uso indebido de leyes contra el tráfico ilícito de personas y medidas antiterroristas de por sí deficientes contra defensores y defensoras de los derechos humanos que ayudan a las personas refugiadas, solicitantes de asilo y migrantes.

"El creciente énfasis en limitar y disuadir las llegadas a Europa ha supuesto que hacer que las personas refugiadas y migrantes se sientan a salvo y acogidas se considere una amenaza", ha manifestado Elisa De Pieri, investigadora regional de Amnistía Internacional.

"La falta de medidas de los Estados europeos para atender las necesidades básicas de las tales personas ha supuesto que a menudo la prestación de servicios esenciales y apoyo se deje en manos de gente corriente. Al castigar a quienes se ofrecen a paliar las carencias existentes, los gobiernos europeos ponen aún más en riesgo a las personas en movimiento."

En el informe se examinan casos de defensores y defensoras de los derechos humanos contra quienes, entre 2017 y 2019, se presentaron cargos ilegítimos en Croacia, España, Francia, Grecia, Italia, Malta, Suiza y Reino Unido. Se muestra en él cómo se están utilizando injustamente recursos judiciales y policiales, así como leyes promulgadas para perseguir a redes delictivas de tráfico ilícito, contra quienes ayudan a las personas refugiadas, migrantes y solicitantes de asilo.

Criminalización por ofrecer ropa de abrigo y cobijo

Muchos de los casos descritos en el informe de Amnistía Internacional giran en torno al cargo de "ayuda a la entrada irregular", que se ha utilizado contra personas y ONG por una amplia variedad de actos de solidaridad y humanitarios.

Por ejemplo, el guía francés de montaña Pierre Mumber fue llevado a juicio por cargos de "ayuda a la entrada irregular" en Francia a raíz de haber ofrecido té caliente y ropa de abrigo a cuatro solicitantes de asilo de África Occidental. Al final fue absuelto en apelación.

Un estricto régimen de control fronterizo impuesto en el lado francés de los Alpes ha supuesto que a las personas refugiadas y migrantes detectadas a menos de 20 kilómetros de la frontera italiana se las acuse de "entrar irregularmente" en Francia y que quienquiera que las haya ayudado corra riesgo de enjuiciamiento y condena.El acceso a los procedimientos de asilo está sumamente restringido si la persona es detectada en esa zona fronteriza, y son frecuentes las devoluciones sumarias a Italia."