ar-Las duras condiciones que sufren los niños migrantes y refugiados en Estados Unidos

05/08/2019

Según recientes publicaciones de la Organización de las Naciones Unidas, la alta comisionada para el cumplimiento de los derechos humanos Michelle Bachelet de esta organización se ha manifestado expresando que "Como pediatra, pero también como madre y ex jefa de Estado, estoy profundamente sorprendida de que los niños se vean obligados a dormir en el suelo en instalaciones superpobladas, sin acceso a atención médica ni alimentos adecuados, y con malas condiciones de saneamiento".

La Alta Comisionada declaró que varios organismos de derechos humanos de la ONU han encontrado que "la detención de niños migrantes puede constituir un trato cruel, inhumano o degradante que está prohibido por el derecho internacional".

"Detener a un niño, incluso por períodos cortos y en buenas condiciones, puede tener un impacto grave en su salud y desarrollo. Consideren el daño que se está haciendo todos los días al permitir que esta situación alarmante continúe", afirma Bachelet, para quien es claro que la detención de inmigrantes nunca está en el mejor interés de un niño.

Bachelet menciona el perturbador informe de la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense que señala que se deben corregir las condiciones en los centros para migrantes a lo largo de la frontera sur, e insta a las autoridades a encontrar alternativas que no incluyan la detención de niños y adultos migrantes y refugiados.

Nuestra organización We Can OIDDR hace un llamado a los gobiernos a implementar políticas de manera inmediata, de forma que se garanticen los derechos de los niños y de las personas que se ven obligados a abandonar sus países de origen para salvar sus vidas.