ar-Dionysis Arvanitaki

13/03/2019

Dionisis Avranitakis fue un panadero de la isla griega de Kos que se convirtió en un ejemplo de solidaridad durante la crisis humanitaria, causada por la llegada de miles de migrantes a las costas de Grecia. Este buen hombre murió ayer. Tenía 77 años.

Todos los días y durante varios meses el "panadero de Kos", amasó, horneó y distribuyó de forma gratuita cientos de panes y bollos para los refugiados, antes de que el Gobierno reaccionase y crease estructuras de acogida.

Gracias a su generosidad, recibió el Premio de la Sociedad Civil en 2016 que otorga el Comité Económico y Social Europeo. 

Arvanitaki conocía de primera mano lo que significa ser un refugiado. Su familia tuvo que dejar Esmirna tras la invasión turca en 1922, que desplazó a un millón de griegos de la ciudad. 

Nuestra organización lamenta profundamente la muerte de él y le honra de manera póstuma , por su dedicación para ayudar a los más necesitados.